¿Quienes Somos?

El Colegio “La Inmaculada”, de Pozoblanco, es un centro concertado, fundado en 1889 por M. Carmen Sallés y cuya titularidad corresponde a las Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza. Es un Centro que participa en la misión docente de la Iglesia Católica, abierto a todos sin distinción de raza, sexo, religión o condición social. Pretende la educación integral de sus alumn@s en su dimensión

Promueve la formación de niños y jóvenes, impartiendo diversos niveles educativos. Es un centro que participa en la misión docente de la Iglesia católica, abierto a todos sin distinción de raza, sexo, religión o condición social y con especial atención a los más necesitados.

Se inspira en los criterios pedagógicos de Carmen Sallés y en la concepción católica del hombre y de la vida.

En el ámbito educativo el Colegio se configura como centro de régimen general integrado.

En el Centro se da prioridad a los valores claves que permiten a los niños y jóvenes de hoy, responsables de la sociedad del mañana, construir un orden comunitario nacional e internacional más justo y más humano. Por eso los ejes básicos que proponemos se refieren a:

  • valores personales
  • valores culturales
  • valores para la comunidad

Todos ellos fundamentados en la transcendencia como eje transversal.

La misión de nuestro centro concepcionista es:
Ser una Comunidad Educativa que en la Iglesia Católica:
- evangeliza teniendo como referente a María Inmaculada,
- favorece la formación integral de cada persona,
- opta por una metodología y un estilo preventivo,
- presta una especial atención a los más necesitados,
- se compromete en la construcción de una sociedad más justa y fraterna, mediante el testimonio, el anuncio y la experiencia de un conjunto de valores característicos del carisma y de la espiritualidad de Carmen Sallés. 


Nuestro colegio es un centro católico que la Iglesia ofrece a la sociedad para prestar un servicio educativo de calidad a los alumnos, a las familias y a la sociedad en la que está inserto, mediante el testimonio, el anuncio y la experiencia de un conjunto de valores propios del carisma y de la espiritualidad de M. Carmen Sallés, fundadora de la Congregación de Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza, que es la entidad titular del centro.
 

1. Proporcionar a los alumnos formación adecuada que les permita desarrollar capacidades físicas, afectivas e intelectuales y obtener buenos resultados académicos.

2. Desarrollar el sentido ético y trascendente de la vida fundada en los valores cristianos y con espíritu mariano.

3. Mantener una relación positiva profesor-alumno a través de la acción tutorial.

4. Implicar a los padres en el proceso de educación de sus hijos, ayudados de las necesaria comunicación con las familias de los alumnos.

5. Desarrollar proyectos educativos propios (Niña María, DOMUND, Movimiento Concepcionista…) y participar en planes institucionales.

6. Conseguir la satisfacción de los miembros de la Comunidad educativa.

7. Establecer y mantener el compromiso y la participación del personal del centro en las iniciativas propuestas.

8. Formación permanente del profesorado y otro personal para el ejercicio de sus funciones y responsabilidades.

9. Educar en el conocimiento y el cumplimiento de las normas de convivencia dentro de un clima de orden y respeto.

10. Conseguir la participación de los alumnos en actividades culturales, deportivas, complementarias y extraescolares.

El Colegio Madres Concepcionistas de Pozoblanco constituye una Comunidad Educativa cuya actividad se orienta a la formación integral de la persona, desde Ed. Infantil (3 años) hasta Educación Secundaria Obligatoria, mediante una metodología basada en la prevención, prestando atención especial a los más necesitados, evangelizando bajo el referente de Mª Inmaculada, y comprometiéndose en la construcción de una sociedad más justa y más fraterna.

Todo ello mediante el testimonio, el anuncio y la experiencia de un conjunto de valores característicos del carisma y de la espiritualidad de Carmen Sallés.

Para conseguir este Objetivo fundamental, que precisa de la colaboración de familias, alumnos, y personal docente y no docente:
Nos comprometemos con cada alumno como centro de la misión educativa de la Escuela Concepcionista, mediante:
- el cultivo de todas sus capacidades de forma armónica y gradual
- el acompañamiento preventivo en el proceso de su propia formación.
- la oferta de una educación abierta a la dimensión trascendente y a la fe .
Ayudamos a las familias como primeras responsables y primer aula de educación y aprendizaje mediante:
- el acompañamiento y el estímulo en su labor educativa.
- la búsqueda y puesta en marcha de cauces de colaboración.
- programas de formación continua .
Nos acogemos al régimen de enseñanza concertada con la Administración Educativa de Andalucía en los niveles educativos que abarcan desde la Ed. Infantil hasta la Ed. Secundaria.

Somos
- Una comunidad educativa católica,
- Abierta permanentemente al diálogo con la realidad que le rodea,
- Abierta a los cambios sociales, a la innovación y a la mejora continua
- En la que todos sus miembros, desde una lectura trascendente de la vida, se sienten comprometidos a dar respuestas de calidad a las necesidades de los destinatarios.

Haciendo juntos camino hacia el logro de esta visión, nuestra Comunidad se compromete a colaborar  

promoviendo acciones de mejora permanente mediante:
- la formación de ciudadanos honestos y comprometidos con su propia realidad,
- la formación integral de las personas como profesionales capacitados para una actualización permanente
- una educación caracterizada por un cuadro concreto de valores humanos.
- la promoción de personas que asumen los valores evangélicos como norma de su vida personal y social. 

que, como primeras responsables de la educación de sus hijos e identificados con la propuesta educativa concepcionista, necesitan ayuda para:
- asumir el ideario y la propuesta educativa del centro, promoviendo activamente la coherencia en la educación de los hijos.
- crear espacios y tiempos para una relación fluida familia - centro
- compartir con el centro y entre ellas sus inquietudes y necesidades de formación permanente
- apoyar la búsqueda de soluciones creativas que favorezcan la calidad educativa del Centro.

que, por ser centro de nuestra acción educativa reclaman la colaboración de toda la Comunidad Educativa para que:
- asuman y se responsabilicen de su papel de protagonistas de su propia educación
- se esfuercen en el cumplimiento del deber diario como compromiso personal y colectivo con su propio futuro personal y profesional
- establezcan unas relaciones con los demás miembros de la Comunidad educativa basadas en el diálogo, el respeto mutuo y la tolerancia
- colaboren activamente en el desarrollo de su dimensión religiosa y vocacional y en la búsqueda de respuestas a sus preguntas sobre el sentido de la vida
- participen en la vida del centro promoviendo respuestas nuevas a las necesidades nuevas que les plantea la sociedad y la vida.

Nuestra Comunidad Educativa Concepcionista favorece la experiencia y la asimilación por parte de sus miembros de un conjunto de valores que son manifestación de su misión y de su visión de futuro:
- El AMOR manifestado en actitudes de servicio, diálogo, perdón y acogida de los demás, sin distinción de sexo, raza, religión...
- La VERDAD reflejada tanto en el interés por conocer la realidad con actitud crítica e investigadora como en el cultivo de la honestidad y transparencia en las relaciones.
- Una LIBERTAD interior que fomente la corresponsabilidad, comprometida con la justicia, la no violencia y la paz.
- El CUMPLIMIENTO DEL DEBER que supone esfuerzo, responsabilidad y espíritu de superación y de excelencia.
- El sentido de PERTENENCIA e IDENTIDAD manifestado en actitudes de solidaridad, trabajo en equipo, sencillez, gratuidad y entrega.
- La APERTURA A LA TRASCENDENCIA que favorece el conocimiento y vivencia de la fe, la búsqueda del sentido de la vida, la esperanza y el sentido de futuro.
- La DEFENSA DE LA VIDA en el respeto de la persona y de la naturaleza.